Creemos firmemente en asegurarnos de mantener los procesos de toma de decisiones editoriales de nuestras publicaciones completamente separados del Colegio de Profesionales del Trabajo Social de Puerto Rico (CPTSPR). Salvaguardar esta independencia editorial requiere que todas las decisiones editoriales, inquietudes o quejas sobre decisiones editoriales se traten estrictamente dentro de las estructuras editoriales de la publicación. Estas estructuras suelen incluir editores, editores en jefe, juntas editoriales o juntas de revisión y defensores del pueblo o estructuras análogas para el gobierno editorial. Además, requiere que nadie en el área comercial o ejecutiva del CPTSPR pueda involucrarse, interferir o incluso comentar sobre las decisiones editoriales en cualquier circunstancia. Desviarse de la aplicación rigurosa de este principio en cualquier situación individual, en última instancia, serviría para socavar completamente la integridad del principio de independencia editorial.